Manifiesto de la Red de Radios Rurales

  • Reunidos en Jachal, San Juan, el 13 de mayo de 2016, y luego de compartir jornadas de encuentro para la reflexión y el debate de nuestros medios de comunicación comunitarios, decimos que:
  • Nuestras radios luchan por los que menos tienen.
  • Producimos contenidos por la justicia y la solidaridad.
  • Nuestras radios molestan al poder. Lo incomodan.
  • Ejercemos la comunicación como un derecho, que es mucho más que pasar información por un micrófono.
  • Somos organizaciones sociales y populares que tienen radios. No somos solamente radios.
  • A través de nuestras radios, visibilizamos las voces del territorio y consolidamos la participación de nuestras comunidades.
  • Nuestras radios permiten y promueven el encuentro de voces entre comunidades criollas- campesinas y pueblos originarios.
  • En nuestras radios se expresan y participan nuestros jóvenes, nuestros viejos, y nuestras vecinas y vecinos.
  • Reconocemos y valoramos la diversidad de voces de nuestros medios.
  • Nuestras radios están en territorios que tienen como principales problemas: el acceso a la tierra y al agua, las inundaciones, el uso de agrotóxicos que dañan nuestra tierra, nuestra agua y a nuestros alimentos; los desmontes; la contaminación; los desalojos; el modelo extractivista; la minería intensiva; el monocultivo; y las inversiones inmobiliarias que atentan contra nuestro ambiente, nuestro paisaje y nuestros recursos naturales.
  • Nos preocupan el aumento del costo de los insumos para la producción local, la disminución de las posibilidades de consumo de nuestro pueblo con alto impacto para la economía social, los despidos de trabajadorxs, la persecución política e ideológica de los trabajadorxs, y los tarifazos. También, la violencia de género y la violencia institucional.
  • Nuestras radios tienen como obstáculos la baja potencia de nuestros transmisores, las interferencias de frecuencias comerciales, la falta de acceso a internet y a la luz eléctrica, y la falta de autorización o licencias. Estamos preocupados, además, por el cambio de políticas públicas nacionales que afectan a las producciones locales y a la sostenibilidad de nuestros medios.
  • Como Red de Radios Rurales asumimos el desafío de juntarnos para potenciar nuestras voces, para fortalecernos y disputar sentidos, para buscar alternativas de sustentabilidad de nuestros medios, para sostener los espacios de comunicación comunitaria, para aprovechar las herramientas de producción de contenidos, para hacernos eco de los reclamos de nuestro pueblo, para que nuestras articulaciones sigan vivas y se fortalezcan, para encontrar los intersticios y las grietas por donde continuar ejerciendo nuestro derecho a la comunicación, para poner en valor la dimensión cultural de nuestros territorio.
  • Nuestra Red nos permitirá encontrarnos y fortalecernos en un proyecto político, para mantener viva nuestra propuesta de la agricultura familiar apoyada en la comunicación comunitaria, exigiendo pauta oficial como un derecho.
  • Desde nuestras radios elegimos participar de esta Red. Elegimos unirnos para construir poder.
  • Exigimos la urgente reglamentación de la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar.
  • Exigimos, también, la plena vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
  • Decimos: compañera Melisa Bogarín ¡presente!
  • Pedimos la libertad inmediata de Milagro Sala.
  • Repudiamos la confiscación de equipos de Antena Negra TV.
  • Repudiamos el golpe de Estado institucional contra Dilma Rouseff en Brasil.
  • Exigimos la reincorporación de lxs trabajadorxs del Estado Nacional despedidos en todo país.
  • Exigimos la continuidad de todas las políticas públicas que nos reconocen como sujetos con derecho a la salud, la educación, el trabajo, la formación, la comunicación, la seguridad y la soberanía alimentaria, la producción agroecológica, y por el derecho a un ambiente sano.
  • Denunciamos el vaciamiento del Estado y exigimos al INTA, a la Secretaría de Agricultura Familiar, al Ministerio de Agroindustria, al ENaCOM, al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a la Administración de Parques Nacionales, a las Radios Nacionales y a otros organismos vinculados al comunicación comunitaria en los territorios, la continuidad de TODAS las políticas públicas que estuvieron vigentes hasta el 10 de diciembre de 2015, y que fueron respuesta a la lucha de las organizaciones sociales.

LA LUCHA ES EN EL TERRITORIO.

LA COMUNICACIÓN POPULAR, UNA HERRAMIENTA DE NUESTRA ORGANIZACIÓN.